lineasport.info | Seis problemas de un deficiente mantenimiento de pistas de pádel
15688
post-template-default,single,single-post,postid-15688,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-8.0.1481373511,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Seis problemas de un deficiente mantenimiento de pistas de pádel

lineasport mantenimiento

03 Mar Seis problemas de un deficiente mantenimiento de pistas de pádel

Los clubes necesitan llevar a cabo labores de mantenimiento de pistas de padel.

Es la manera de solucionar los desperfectos que acumulan las canchas tras el uso continuado que soportan a diario. Y aunque resulte una obviedad, sin embargo, no todos los recintos tienen clara la importancia de un buen mantenimiento de sus pistas de padel para mantener su competitividad.

Perjuicios de un deficiente mantenimiento de pistas de pádel

Los perjuicios que genera un mal o directamente inexistente mantenimiento de pistas de pádel, en la mayoría de los casos, están relacionados entre sí o son consecuencia unos de otros.

1.- Mayor riesgo de lesiones

El mal estado de la moqueta de la pista incrementa de manera exponencial el riesgo de sufrir lesiones en los usuarios. Si la superficie no es limpiada periódicamente, no se descompacta, no se renueva la arena, el desplazamiento de los jugadores por el césped resulta irregular, anómalo e incluso peligroso por la aparición de roturas en el mismo. Los efectos de esa falta de mantenimiento de pistas de pádel pueden acabar provocando lesiones en los usuarios de las pistas de pádel.

2.- Mala experiencia del jugador

Una consecuencia del deterioro de la superficie por falta de mantenimiento de una pista de pádel es la posibilidad de generar una mala experiencia en el usuario. Esto supone que el cliente percibe una clara disminución del valor que espera recibir por el precio que paga por el servicio. O lo que es lo mismo, sus expectativas no se cumplen.

3.- Insatisfacción del usuario

Una mala experiencia de un cliente es corregible en muchos de los casos cuando se trata de una situación puntual. En este sentido, si el origen de la molestia es el mal estado de la moqueta por culpa de un deficiente mantenimiento de pistas de pádel, el malestar acaba volviéndose crónico y se convierte en insatisfacción. La amenaza de perder definitivamente al cliente crece sobremanera.

4.- Descenso del uso de las instalaciones

Este es un efecto que se produce cuando el problema se vuelve crónico. La sobreoferta de pistas de pádel vuelve más exigente al usuario. Cuantas más opciones tiene el jugador para elegir pista de pádel, menos tolerante resulta a los desperfectos de las instalaciones. Por este motivo, un mal estado de la superficie es sinónimo de pérdida de usuarios.

De esta forma, el alquiler de las pistas desciende, las clases de pádel se vacían y las competiciones (torneos, ligas, mixin y pulls) empiezan a reducir su número de participantes hasta cancelarse. O lo que es lo mismo, los ingresos de las pistas de pádel se reducen drásticamente.

5.- Pérdida de imagen de marca

Todos los anteriores problemas originados por el mal estado de las pistas de pádel acaban traduciéndose en una pérdida de imagen de marca del club. En un entorno en que proliferan este tipo de instalaciones deportivas, en muchos casos, con servicios muy similares; la construcción de una imagen de marca asociada a una identidad corporativa propia es un castillo de naipes que tarda más en levantarse que en derrumbarse.

Y una imagen de marca deteriorada acaba contaminando a todo el club, no sólo al ámbito de pádel.

6.- Soluciones más costosas

No sólo se puede agravar el malestar del usuario tras una mala experiencia en las instalaciones por un mal mantenimiento de pistas de pádel. También los desperfectos pueden acabar complicándose, obligando a llevar a cabo soluciones costosas que podrían haberse evitado con una actuación a tiempo.

 

Estos son solo algunos de los inconvenientes que un inadecuado mantenimiento de pistas de pádel provoca en cualquier club. ¿Estás dispuesto a asumir ese riesgo?

 

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.